Equidad RacialInversiones de Impacto

Las alternativas centradas en el ser humano a los préstamos abusivos apoyan a los trabajadores y a las familias

0

This content is also available in: English (Inglés) Kreyòl (Creole Haitiano)

El racismo y la discriminación sistémicos en el sector de la gestión de activos y en la economía en general han restringido la capacidad económica a unos cuantos, perpetuando la desigualdad racial y económica e impidiendo que las comunidades de color accedan a las oportunidades de generar riqueza en el empleo, la propiedad de empresas y la vivienda, entre otros aspectos.   Por ello, la Fundación W.K. Kellogg invierte capital en administradores de fondos y emprendedores que poseen el talento, la visión de negocios y la experiencia práctica para promover la equidad racial y tener acceso a oportunidades que se han ignorado para generar beneficios financieros y sociales. Los beneficiarios y socios de nuestra cartera Mission Driven Investment están cambiando la narrativa y trastocando el sistema para construir una economía que sea verdaderamente inclusiva para todos.
Los préstamos al día de pago y de alto costo atrapan a los consumidores en una deuda incesante, despojándolos de su patrimonio y amenazando la estabilidad económica de los prestatarios con tasas de interés anuales que promedian el 391%. Sin embargo, cada año 12 millones de estadounidenses recurren a los préstamos abusivos porque ofrecen pequeñas y rápidas inyecciones de efectivo cuando se necesitan, en lugar de esperar a recibir el salario programado. Las personas de menores ingresos constituyen el grueso de los prestatarios, que gastan un promedio de USD 520 en comisiones para solicitar repetidamente un préstamo de USD 375. Detrás de estos préstamos de alto interés hay ciudadanos comunes y corrientes: profesores que compran material escolar para sus alumnos, padres de familia con problemas de liquidez que necesitan reparar su coche y muchos otros que buscan un alivio económico a corto plazo.

12 millones de estadounidenses recurren anualmente a este tipo de préstamos porque ofrecen pequeñas y rápidas inyecciones de dinero en efectivo cuando se necesitan, en lugar de esperar a recibir el salario programado.

0
%
tasa de interés promedio anual
USD
0
en comisiones por USD 375 en préstamos
0
%
Texas tiene las tasas de interés de préstamos al día de pago más altas de los Estados Unidos
En Texas, donde las tasas de interés de los préstamos son las más altas del país, el Rio Grande Valley Multibank (RGVMB) creó una alternativa segura e igualmente conveniente: un producto de préstamo con cargo al empleador que se reembolsa a través de deducciones en la nómina.  Los empleados que reúnan los requisitos pueden pedir un préstamo de hasta USD 1,000 y recibir asesoría financiera gratuita. RGVMB ofrece estos préstamos asequibles a través de su Centro de Préstamos Comunitarios (CLC, por sus siglas en inglés), un modelo de franquicia sin fines de lucro que utiliza un software propio para minimizar los gastos administrativos, lo que permite a otras organizaciones comunitarias originar préstamos para los empleados. El resultado es un modelo sostenible y escalable de préstamos responsables y asequibles. Según RGVMB, los prestatarios del CLC ahorran alrededor de USD 775 por préstamo en comparación con el costo de pedir la misma cantidad utilizando el típico préstamo de día de pago en Texas.

RESOLVER LOS CICLOS DE ESTRÉS DE LOS TRABAJADORES DE BAJO NIVEL SALARIAL

“Como empleador, sabemos que nuestros empleados no trabajan como es debido cuando están preocupados por asuntos ajenos a la oficina o tienen que faltar al trabajo para ocuparse de algún asunto personal. Al ofrecer estos préstamos podemos ayudar a nuestros empleados a sentirse más tranquilos en el trabajo, lo que contribuye a la asistencia y la productividad. Pero, además, los préstamos son una forma de asegurarnos de que los prestamistas sin escrúpulos no se aprovechan de nuestros empleados. Todas las personas en nuestra comunidad se benefician”.

JAIME MARTÍNEZ, DIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS, PUERTO DE BROWNSVILLE, TEXAS
Desde su fundación en 2011, el CLC ha otorgado préstamos por casi USD 82 millones a más de 85,000 trabajadores con salarios bajos mediante la asociación con empleadores en nueve estados y 19 mercados diferentes. El 60% de los prestatarios son mujeres, el 86% son personas de color y casi todos ganan menos del 200% respecto al nivel federal de pobreza, aproximadamente USD 53,000 para una familia de cuatro integrantes.
Normalmente, las solicitudes de préstamos al CLC suelen seguir un ciclo predecible, aumentando antes del inicio del curso escolar y de nuevo durante los días festivos de invierno, cuando los gastos puntuales, como la ropa, el material escolar y los regalos, pueden superar los presupuestos mensuales. Luego, las solicitudes disminuyen durante el período de impuestos, cuando muchos prestatarios reciben una devolución de impuestos, se estabilizan durante el verano y vuelven a aumentar cuando se reanudan las clases, lo cual refleja la incapacidad de muchos salarios bajos para cubrir incluso las necesidades más sencillas. Estos ciclos de tensión son más volátiles durante la pandemia. Datos recientes han demostrado que estas tendencias probablemente cambien debido a las oleadas de ayuda económica federal. Por lo tanto, los repuntes en el uso de los préstamos de día de pago se producirán a medida que expiren los pagos de estímulos, las prestaciones por desempleo y otras ayudas temporales.
0
trabajadores con salarios bajos
USD
0
M
en préstamos seguros y asequibles
0
%
de los prestatarios son personas de color

Ahorros potenciales de USD 7.75 millones para los prestatarios a lo largo de 10 años

UNA INVERSIÓN A LARGO PLAZO CON EFECTOS MULTIPLICADORES

La Fundación W.K. La Fundación W.K. Kellogg proporcionó un credito USD 1 millón al programa CLC en 2017 (PRI por sus siglas en inglés). El préstamo a 10 años, sin garantía y con un interés del 1%, financiará al menos 10,000 préstamos y reduce el costo de capital de RGVMB para garantizar a los prestatarios un tipo de interés asequible. Como los préstamos se renuevan cada año, este instrumento tiene el potencial de ahorrar a los prestatarios más de USD 7.75 millones durante el período de inversión de 10 años, así como de apalancar más capital de los bancos comerciales, el sector público y las fundaciones homólogas para apoyar productos similares.

Las inversiones relacionadas con los programas (PRI) subsanan las deficiencias de los mercados de capitales y ofrecen la flexibilidad que a menudo se necesita para catalizar el capital a fin de que genere mayor impacto.

Eli Cuna, liderando con profunda conectividad y resolución

Previous article

Generar confianza logró el éxito de la vacunación en Biloxi

Next article

Comments

Comments are closed.