Educación

El distrito de Battle Creek Public Schools ofrece innovación y las herramientas que los estudiantes necesitan para el futuro

0

This content is also available in: English (Inglés) Kreyòl (Criollo Haitiano)

Durante la pandemia, el distrito de Battle Creek Public Schools (BCPS) era consciente de que sus estudiantes no podrían tener éxito académico si no se cubrían primero sus necesidades básicas. Una vez fue claro que el aprendizaje presencial no era una opción, el distrito se movió rápidamente para asegurarse de que todos los estudiantes recibieran el apoyo que necesitaban. BCPS distribuyó más de un millón de comidas a sus estudiantes a lo largo del ciclo escolar. También invirtió $1.5 millones de dólares en tecnología a fin de garantizar que cada estudiante tuviera un dispositivo con el que poder participar en las clases remotas. Diversos programas innovadores creados en asociación con organizaciones de la comunidad de Battle Creek ayudaron a que los estudiantes lograran resultados académicos satisfactorios, a pesar de la interrupción en su educación ocasionada por la pandemia. BCPS logró un índice de educación preescolar por arriba del 50 %, cifra que triplica el índice registrado en 2013, del 15.5 %.
Los expertos y profesionistas de la comunidad de Battle Creek involucraron a los estudiantes del distrito, con el objetivo de ayudarles a comprender la forma en que los aprendizajes que obtienen en la escuela se pueden aplicar a sus objetivos a futuro. BC STEM Innovation Center, una escuela secundaria inaugurada en el segundo año de la transformación, organizó conversaciones virtuales con expertos de carreras relevantes. Una de estas conversaciones brindó a los estudiantes la oportunidad de aprender acerca de carreras relacionadas con la exploración espacial y la aeronáutica, ya que pudieron charlar con un empleado del Laboratorio de propulsión a chorro de la NASA que trabajó en el Mars rover Perseverance. Los estudiantes también aprendieron acerca de las posibilidades dentro de la industria farmacéutica cuando se reunieron con un empleado de Pfizer que colabora en el despliegue de la vacuna contra el COVID-19. Además, se inauguró un laboratorio de simulación de atención médica con tecnología de punta en Battle Creek Central High School (BCCHS), único en su tipo en la región oeste de Míchigan. WKKF, en colaboración con BCPS y Grand Valley State University, utilizó una parte de la subvención del Plan Marshall para Talento para invertir en el diseño y la construcción del laboratorio, con equipo, tecnología e insumos de última generación, incluyendo camas de hospital, camillas, mesas, elevadores y maniquíes médicos de alta precisión.
“Es muy útil porque puedes hacerlo de forma práctica, tocar al paciente y hacer las cosas que verdaderamente harías en la vida real”, dijo Olivia Seitz, estudiante de BCCHS. “Me gustaría trabajar en algo relacionado con la salud. Así que esto va a ayudarme a largo plazo, porque voy a tener experiencia en el campo”.

En 2017, la Fundación W.K. Kellogg anunció un compromiso nunca antes visto con Battle Creek Public Schools (BCPS): una subvención de $51 millones de dólares por cinco años, para transformar el distrito y permitir a todos los estudiantes alcanzar el éxito.

El ciclo escolar 2020-2021 fue el cuarto año y el distrito ha continuado haciendo progresos audaces para implementar los cambios necesarios y asegurarse de que los estudiantes tengan todo lo que necesitan para prosperar.  

Además, BCCHS ofrece un programa de Academias profesionales en colaboración con Ford Next Generation Learning, con la finalidad de conectar a los estudiantes con sus áreas de vocación profesional, donde pueden recibir un aprendizaje basado en sus intereses y la experiencia.  Los estudiantes del área de la atención médica y la enfermería del programa de Academias profesionales se capacitan en el laboratorio de simulación de atención médica. Durante el programa, los estudiantes mayores de 18 años pueden obtener certificaciones completas como Asistentes de enfermería certificados (CNA, por sus siglas en inglés) o Técnicos en atención médica de emergencia (EMT, por sus siglas en inglés), de forma tal que una vez que se gradúan, ya se encuentran escalando en su trayectoria profesional en el área de la salud.

“(Desarrollas) habilidades… tuvimos una entrevista hace unos días: escribiendo currículums, haciendo prácticas de cómo sería en el mundo real”, mencionó Cameron Daniels, estudiante de BCCHS y participante del programa de Academias profesionales. “Están consiguiendo recursos y logrando que los miembros de la comunidad participen.  Es como alinear fichas de dominó para los estudiantes”.

Descubre más acerca de la transformación que se está llevando a cabo en Battle Creek Public Schools en ChangeStartsHereBCPS.org.

Comments

Comments are closed.