fbpx
Equidad Racial

Un fondo brasileño que fomenta equidad racial en medio de la pandemia

0

This post is also available in: English (Inglés) Kreyòl (Criollo Haitiano)

En Brasil, como en Estados Unidos, las estadísticas dicen mucho acerca de la inequidad racial.

Es menos probable que los habitantes de Brasil que se identifican como personas de color tengan puestos de liderazgo en la industria y la política, y tienen más posibilidades de ser víctimas de disparos por parte de la policía y de tener un sueldo menor que sus homólogos de raza blanca. Como era de esperarse, la pandemia por coronavirus en Brasil ha afectado de manera desproporcionada a las comunidades pobres y marginadas, incluidas las poblaciones afrodescendientes.

El Fondo Baobá para la equidad racial se creó en 2011 con una aportación equivalente de la  Fundación W.K. Kellogg. Se implementó en conjunto con activistas y líderes de pensamiento de diversas organizaciones de la sociedad civil de Brasil. Para lograr su misión de promover la equidad racial, el fondo hace donativos a estas organizaciones afrobrasileñas de la sociedad civil centrándose en cuatro temas: educación, desarrollo económico, comunicación y vida digna.  Este último aspecto incluye la promoción de la salud, la prevención de la violencia y los derechos de los residentes de las comunidades llamadas “cimarrones”, en donde alguna vez se asentaron los esclavos fugitivos. Hasta ahora, el fondo ha invertido el equivalente a USD 1.9 millones y se calcula que ha llegado a más de 100,000 personas en todo Brasil.

Desde su creación, hace 9 años, Baobá ha respondido a las necesidades de cada época. En 2018, después del asesinato de Marielle Franco en Río de Janeiro,  política y activista de los derechos humanos afrobrasileña, que desató la indignación en todo el país y el mundo, la WKKF aumentó su apoyo al fondo y en lugar de una aportación equivalente para todas las contribuciones, ahora hace la aportación de 2 donaciones por una que provenga de otros países y de 3 donaciones por una a nivel nacional.

Al año siguiente, Baobá fundó el Programa de aceleración del liderazgo de mujeres de raza negra en memoria de Franco. A la fecha, el programa ha invertido USD 780,000 en becas y donativos para apoyar el desarrollo del liderazgo.

En 2020, los líderes del Fondo Baobá se percataron de que era necesario un cambio rápido y realizaron varias convocatorias consecutivas de propuestas y otras iniciativas relacionadas con la pandemia y la inequidad racial en términos más generales.

Mulheres da Parada de São Gonçalo - Rio de Janeiro
Mulheres de Parada de Sao Goncalo – Rio de Janeiro. Crédito: Archivo personal
Baobá president Selma Moreira, Baobá Fund executive director (center) with Dr. Hélio Santos, president of the Instituto Brasileiro da Diversidade (left), and Giovanni Harvey, president of the Baobá Fund’s deliberative council.
Selma Moreira, presidenta y directora ejecutiva del Fondo Baobá (centro) con el Dr. Hélio Santos, presidente del Instituto Brasileiro da Diversidade (izquierda) y Giovanni Harvey, presidente del consejo deliberativo del Fondo Baobá.

“En abril, no conocíamos la magnitud del problema”, señala Selma Moreira, directora del Fondo Baobá. “Apenas comenzamos a darnos cuenta de que muchas personas de raza negra están perdiendo sus empleos y que tienen problemas para acceder a alimentos”. Notó que las personas de comunidades pobres eran especialmente vulnerables a la pandemia, porque muchas carecían de agua y un lugar seguro donde vivir, y debían usar el transporte público para salir a buscar trabajo y aceptar el que encontraran.

“Eso nos demostró que debíamos actuar rápidamente y así lo hicimos”, agrega Moreira.

Por primera vez, el Fondo Baobá amplió más su aportación y sus primeras convocatorias de propuestas relacionadas con la pandemia se dieron a conocer. Comenzando en abril, Baobá invirtió el equivalente de alrededor de USD 179,000 en 350 iniciativas de prevención de COVID para las comunidades marginadas y vulnerables en todo Brasil.

 

En mayo de 2020, George Floyd fue asesinado por la policía en Minneapolis. La reacción en cadena se percibió en Brasil, agregó Moreira “porque el mundo comenzó a hablar acerca del movimiento Black Lives Matter”. Las tragedias paralelas de la pandemia y el asesinato por parte de la policía hicieron notorias las inequidades raciales, junto con la urgente necesidad de “tener un impacto en la población de raza negra en Brasil”.

La recaudación de fondos para la equidad racial continúa siendo un desafío, pero al menos más personas están hablando al respecto.

En julio, el Fondo Baobá se asoció con la Fundación Maria Cecilia Souto Vidigal, Porticus América Latina e Imaginable Futures para invertir USD 52,000 en 56 iniciativas de apoyo para familias vulnerables con hijos e hijas menores de 6 años, dadas sus enormes dificultades para abordar los efectos de la pandemia.

6 - Doações Emergenciais - Michelle Fernandes - Capão Redondo (SP)
Doações Emergenciais - Michelle Fernandes - Capão Redondo (SP); Crédito: Archivo personal

En agosto, Baobá presentó una solicitud de artículos informativos para contribuir a la filantropía de equidad racial en Brasil. En consonancia con la estrategia de Baobá, el objetivo es promover una toma de decisiones basada en evidencia.

Posteriormente, en noviembre, Baobá convocó propuestas sobre ayuda económica para pequeñas empresas de personas de raza negra. En colaboración con The Coca-Cola Foundation, el Instituto Coca-Cola Brasil, Banco BV y el Instituto Votorantim, Baobá creó un programa de USD 300,000 para apoyar a estos empresarios en comunidades vulnerables a nivel socioeconómico. El programa se centra en los comerciantes que trabajan en la economía informal y que contribuyen a los ingresos del país mediante el suministro de materiales y servicios de otras pequeñas empresas locales. El objetivo es motivar a estas empresas a establecer vínculos entre sí “para fomentar la circulación del dinero en estas comunidades pequeñas”, indica Moreira. Los emprendedores seleccionados recibirán el equivalente a USD 6,000 así como capacitación técnica para ayudar a ampliar sus negocios.

Además de las emergencias de 2020, Baobá tiene ambiciosos planes para 2021, que es cuando la organización celebrará su décimo aniversario, y prevé desembolsar una cifra sin precedentes de 10 millones de reales (aproximadamente, USD 2 millones). Gran parte de estos fondos se destinarán a reformas estructurales a largo plazo, entre ellas, apoyo para fortalecer la capacidad de las organizaciones de la sociedad civil durante dieciocho meses, las cuales, según Moreira, son más vulnerables que nunca “porque han contribuido a la comunidad con lo que tienen, y lo que no tienen”. Para lograrlo, Baobá está buscando socios de financiamiento.

“Es un gran paso, un enorme sueño, pero sabemos que no hay tiempo que perder”.

Michigan grantees protect equitable employment by supporting small businesses

Previous article

Fon brezilyen an favorize ekite rasyal pandan pandemi an

Next article

Comments

Comments are closed.