fbpx
Participación Comunitaria

Los mexicanos afrodescendientes se están contabilizando en el histórico censo de 2020

0

This post is also available in: English (Inglés) Kreyòl (Criollo Haitiano)

Para frenar la propagación del COVID-19, los encuestadores del censo en México están tomando ciertas medidas de protección, tales como mantener una sana distancia entre ellos y sus entrevistados.

Y, este año, esa no es la única diferencia. Por primera vez en la historia del país, los encuestadores mexicanos están preguntando a los residentes si se identifican como afromexicanos, afrodescendientes o de raza negra. Para entender la magnitud de este avance, resulta importante conocer los antecedentes del caso.

Como mexicano interesado en la justicia social y la igualdad, puedo decirles que el racismo y la equidad racial en México son temas de debate que se han postergado desde hace mucho tiempo. De hecho, el concepto de racismo formó parte del discurso público del país hasta 1994 (173 años después de la independencia de España), cuando los zapatistas, militantes por los derechos indígenas, iniciaron un movimiento insurgente armado. El movimiento zapatista no solo reconoció el racismo como concepto; también expuso cómo todos los aspectos de la vida de los pueblos indígenas se ven afectados por ello en un país con una larga historia de políticas y prácticas discriminatorias contra los pueblos indígenas y los afromexicanos.

Actualmente, estas conversaciones apenas están comenzando a generalizarse debido a los esfuerzos liderados por afromexicanos, afrodescendientes y miembros de la población de raza negra. Según una encuesta pública de 2015, se estima que 1.4 millones de personas se identifican como afromexicanos. La presencia de esta población en lo que hoy es México se remonta a más de 500 años con el comercio transatlántico de esclavos.

“Como mexicano interesado en la justicia social y la igualdad, puedo decirles que el racismo y la equidad racial en México son temas de debate que se han postergado desde hace mucho tiempo”.

En 2011, tres activistas y académicas mexicanas fundaron El Colectivo para Eliminar el Racismo en México (COPERA) y rápidamente pusieron la mira en el censo 2020. Debido a su trabajo contra el racismo en México, entendieron la importancia de este censo como el primero en la historia del país en incluir una pregunta sobre la autoidentificación de los afromexicanos, afrodescendientes y población de raza negra. Consideraron que esta pregunta revelaría el perfil sociodemográfico de esta población y generaría un debate público sobre la equidad racial y, a su vez, redundaría en la creación de políticas públicas para abordar las desventajas.

MARZO DE 2020: UN CENSO HISTÓRICO

En 2017 y 2018, la cofundadora de COPERA, la Dra. Emiko Saldívar, la Dra. Erika Arenas de la U.C. en Santa Bárbara (UCSB) y el Dr. Patricio Solís de El Colegio de México (COLMEX) se asociaron para determinar la terminología más apropiada para usar en la pregunta del censo y cómo capturar no solo el número de personas de ascendencia africana, sino también la situación económica de dicha población. También buscaron hacer una comparación de las respuestas a la pregunta sobre la autoidentificación indígena, que se incluyó por primera vez en el censo en 2000.

Juntos, estas personas y sus organizaciones analizaron los datos de encuestas anteriores para redactar correctamente la pregunta del censo. El análisis también sirvió como guía para el desarrollo de #AfroCensoMx, una campaña de comunicación con dos objetivos: crear conciencia entre la población en general sobre la inclusión de afromexicanos y afrodescendientes en el censo, y alentar a las personas de la población objetivo para identificarse y enorgullecerse de su ascendencia.

Esta campaña reunió a más de 30 entidades, incluyendo a algunas organizaciones de base popular clave de los movimientos afromexicanos y de raza negra en México, a los beneficiarios de la Fundación Kellogg, COPERA, UCSB y COLMEX, e instituciones gubernamentales como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y el Senado. Hasta el momento, la campaña ha generado más de 70 historias en diversos medios digitales, televisivos, radiofónicos e impresos. La campaña se encuentra ahora en su fase más importante, la que concuerda con la implementación del censo del 2 al 27 de marzo.

Mónica Moreno Figueroa, una de las cofundadoras de COPERA, señala que la iniciativa del censo es parte de un esfuerzo “para hacer visible el racismo”. Hoy en día, imparte clases sobre raza y racismo en la Universidad de Cambridge en Inglaterra, pero con frecuencia viaja a México para realizar investigaciones académicas y trabajar en la campaña #AfroCensoMx.

“Estoy muy interesada en estudiar el racismo, cómo funciona el racismo, cómo las personas sienten y experimentan el racismo”, explica Moreno Figueroa, y agrega que realizar esta investigación es “muy difícil en un país que ha negado el racismo”. Pero, para Moreno Figueroa, mexicana de raza negra mestiza, esta búsqueda no es solo intelectual. Explica que, al crecer en México, vivió un racismo “pernicioso” que incluyó microagresiones y ataques a su propia autoestima. Sin embargo, ella formaba parte de una pequeña minoría, una persona de piel oscura de clase media y, para aquellos que representan una alineación convencional de raza, clase y posición económica, dice: “es peor aún, obviamente. Es estructural”.

Aunque quizás es algo tarde, el momento de este censo es significativo. Viene de la mano de otros avances en la inclusión de población de raza negra, afromexicanos y afrodescendientes en México. En 2019, el gobierno mexicano reformó la constitución  para incluir una declaración que reconoce al pueblo afromexicano como parte de la nación multicultural, y ratificó ante la Convención Interamericana contra Toda Forma de Discriminación e Intolerancia, y a la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación racial y Formas Conexas de Intolerancia.

Trabajar con esta coalición de intelectuales y activistas de base popular me ha ayudado a ver que México aún tiene un largo camino que recorrer para enfrentar su historia de discriminación racial, pero también me ha dado la esperanza de que esta combinación de éxitos, especialmente la nueva pregunta del censo, nos llevará a avances significativos.

Para obtener más información acerca de la campaña, visite https://afrocenso.mx/.

Jwenn lespwa nan Detroit

Previous article

El cambio ocurre al ritmo de la gente

Next article

Comments

Comments are closed.