fbpx
Participación Comunitaria

Censo 2020: realizado contra todo pronóstico

0

This post is also available in: English (Inglés) Kreyòl (Criollo Haitiano)

La Fundación W.K. W.K. Kellogg fue una de más de 100 organizaciones que se unieron a un Programa de colaboración de financiadores de censos (Census Funders Collaborative) para garantizar un conteo preciso para el Censo 2020 en los Estados Unidos. El Programa de colaboración financió a 229 organizaciones en todo el país para apoyar uno de los censos decenales más inéditos de la historia.

El desafío consistía en garantizar que las comunidades difíciles de censar —personas de color, menores, tribus y naciones soberanas, empleadas y empleados de bajos ingresos, personas desempleadas, inmigrantes, entre otras— tuvieran una representación justa en el Censo de 2020.

Datos al 15 de noviembre de 2020

A través del Census Equity Fund (Fondo para un censo equitativo), el National Philanthropic Collaborative on Census (Programa de colaboración filantrópica nacional para la realización de censos) creó un fondo para brindar apoyo a grupos en los estados —entidades socias, organizaciones locales, empleadores y empleadoras y comunidades— con una gran cantidad de hogares difíciles de censar, donde existe poca ayuda social y humanitaria. Esto con el propósito de garantizar que niños, niñas y sus familias en las comunidades más difíciles de censar accedan a los programas de los que dependen en gran medida, como servicios de salud, asistencia alimentaria y enseñanza temprana, y los recursos financieros dependen de las cifras que arroje el Censo.

Miles de personas trabajaron incansablemente para realizar operaciones de seguimiento a pesar de muchos obstáculos y merecen nuestro más profundo agradecimiento por lograr una tasa de respuesta total que superó la de 2010.

La colaboración se centró en las actividades del sector filantrópico y no gubernamental a medida que surgían desafíos. Las demandas en torno a la posible pregunta sobre ciudadanía, los desastres naturales y la incapacidad de divulgar información de manera presencial debido a la pandemia del coronavirus afectó las tasas de respuesta en el verano, particularmente las de indígenas estadounidenses, inmigrantes, personas en zonas rurales y comunidades de color.

En todo momento, la WKKF trabajó con entidades socias del Programa de colaboración para responder y alzar la voz de manera colectiva a favor del censo.

Las organizaciones donatarias pasaron de divulgar información que planeaba proporcionarse en persona a promociones por vía digital, telefónica o por mensaje de texto para ponerse en contacto con las comunidades de difícil acceso durante la pandemia. Como consecuencia, se creó una página de información sobre el COVID-19 para proteger la salud y fomentar la seguridad de las personas empleadas y voluntarias para realizar el censo. Asimismo, la WKKF se unió a más de 500 instituciones filantrópicas de prácticamente todos los estados en la firma de una carta donde solicitaban al Departamento de Comercio que no se acortara el plazo del censo para garantizar un conteo preciso.

Tasa de respuesta durante el censo de 2020

Tras un evidente declive en la participación en el censo y en encuestas en 2010 y, a pesar de los desafíos, la tasa reflejó el esfuerzo de cientos de miles de personas que trabajaron incansablemente para cerciorarse de que toda la población se tomara en cuenta.

La tasa final de respuesta del censo de 2020 fue de 67.0 %, que reflejó un aumento con respecto a la de respuesta automática de 66.5 % en 2010.

– Data as of October 17, 2020
Anterior
Siguiente

Obtenga tasas de respuesta específicas por estado:

Por qué es importante el conteo

En el censo de 2010, un millón de niños y niñas de menos de 5 años no fueron contados, lo que ocasionó a los estados una pérdida de USD 550 millones en fondos federales para programas infantiles vitales. Según Count All Kids, de ese millón de personas no contadas, las poblaciones infantiles afroamericanas y latinas fueron las más subestimadas. El siguiente grupo más subestimado en el conteo en 2010 fueron los niños y niñas de 5 a 9 años.

En el Censo de 2020, se prestó particular atención al conteo de niñas y niños pequeño(a)s. Mediante la iniciativa Count All Kids , instituciones asociadas como “Sesame Street” y Nickelodeon divulgaron contenidos infantiles bilingües en muchos idiomas natales a través de numerosos canales multimedia. Esto garantizó que se contara a niños y niñas en su transición a la permanencia en el hogar durante la pandemia de COVID-19. Estos materiales en múltiples idiomas fueron proporcionados a mensajeros de confianza, entre ellos, padres y madres, docentes, proveedores de cuidados infantiles, consultorios médicos, bibliotecas y a todas las redes de educación y atención de la primera infancia.

Históricamente, la población infantil es el grupo más subestimado en el conteo en los EE. UU. En 2010, la Oficina del Censo omitió en el conteo a 2.2 millones de niños y niñas de menos de 5 años.

RESUMEN DE LOS LOGROS

  • Se crearon comunidades de aprendizaje a través de entidades financiadoras y donatarios que contribuyeron a fortalecer la red de participación cívica nacional
  • Se agruparon fondos que aprovecharon miles de millones de partidas del gobierno federal/estatal y millones provenientes de contribuciones filantrópicas locales y estatales
  • Se garantizó el conteo de comunidades de inmigrantes
  • Se estudió cómo aumentar la participación de comunidades difíciles de contar, investigación que fue ampliamente usada por grupos de interés, medios y entidades financiadoras
  • En colaboración con los equipos de conteo del censo y las comunidades locales, se contribuyó al diseño del censo y los esfuerzos de implementación a nivel local
  • Se creó una campaña integral denominada “Get Out the Count” (Difunda el conteo) para llegar a las comunidades con subestimaciones históricas en los conteos
  • Se organizaron jornadas de acción nacionales, además del Día oficial del Censo del 1 de Abril
  • Se establecieron 25 “centros” nacionales conectados con grupos activos estatales/locales (muchos de ellos coordinados) en casi todos los estados
  • Se reclutó y brindó apoyo a entidades financiadoras estatales y locales en unos 40 estados
  • Se facilitaron herramientas digitales y formación para ayudar a los grupos de interés a efectuar el conteo digital en respuesta a la pandemia
  • Se lanzó una estrategia de publicidad y comunicación para incentivar a las personas históricamente subestimadas en el conteo a que completen el censo e incluyan a los niños y las niñas pequeño(a)s
  • Se lanzó y se brindó apoyo al proyecto de mejoramiento de la calidad del censo para abordar la calidad de los datos del censo

Se ofrece una ilustración gráfica que refleja el trabajo del colectivo en el censo.

Done pataje yo ap fè diferans pou jèn timoun

Previous article

Resansman 2020 — Fè dekont la malgre tout obstak yo

Next article

Comments

Comments are closed.